Explorando las playas del Día D – Normandía

En la mañana del 6 de junio de 1944, la costa prístina de Normandía se convirtió en el sitio de la mayor invasión por mar ocurrida en la historia del mundo. La operación de tierra, mar y aire Allied se conoció como los aterrizajes D-Day y en sólo un mes 1.100.000 soldados, 200.000 vehículos y 750.000 toneladas de tiendas fueron trasladados a Francia, anunciando una de las etapas más importantes de la 2ª Guerra Mundial.

Inmortalizado en la película de Steven Spielberg Salvar al soldado Ryan, las playas de código llamado son recordatorios sorprendentes de los increíbles acontecimientos que tuvieron lugar aquí. La exploración de los monumentos, museos y playas de arena de Normandía ofrece a los visitantes la oportunidad de seguir los pasos de los soldados que hicieron decisivo este momento en la historia. Eche un vistazo a la guía de las playas del desembarco en Normandía y embárquese en su propia aventura francesa.

Omaha Beach

Omaha Beach Normandía

Tal vez el lugar de la batalla más conocido, Omaha fue invadida por soldados estadounidenses que se encontraron con una fuerte e increíble resistencia, por lo que es uno de los enfrentamientos más sangrientos de la costa.

Muchas de las estructuras defensivas del muro del Atlántico de Hitler siguen estando ahí, y gran parte del paisaje aún está marcado por el feroz bombardeo. A lo largo de esta playa dorada usted será capaz de detectar algunos monumentos conmemorativos conmovedores como los fragmentos de metal sorprendentes de los Bravos de Les, una escultura de Anilore Banons. A corta distancia en Colleville-sur-Mer, el cementerio americano de Normandía es un hermoso homenaje a los hombres caídos.

Utah Beach

Utah Beach Normandía

A unas pocas millas al este de la playa de Omaha, los soldados americanos que aterrizaron en la playa de Utah se encontraron con mucha menos resistencia, con paracaidistas que cayeron detrás de las líneas para eliminar las defensas alemanas.

El fascinante Museo del Débarquement está alojado en parte, dentro del bunker alemán llamado WN5, y además de contener un auténtico avión bombardero B26, el museo utiliza testimonios personales que vuelven a contar la historia de la batalla en orden cronológico. A poca distancia hacia el interior, el Museo Airborne está dedicado a los valientes paracaidistas estadounidenses y con características de tamaño natural existe una recreación de un verdadero avión C-47 y una experiencia sensorial intensa de la guerra.

Playa de oro

Mar larga de la batería

La playa más céntrica de los cinco puntos de ataque designados fue tomada por unidades de la 50º división británica  de infantería.

El excelente museo Latin Gold Beach pinta un cuadro detallado de los desembarcos del Día D aquí con presentaciones históricas y maquetas que ayudan a demostrar cómo se desarrollaba la acción. Sin embargo, la atracción más notable es la batería de Longues-sur-Mer. Ubicado justo entre las playas de Omaha y Gold, esta batería de artillería alemana es una de las mejor conservadas de Francia, con su condición pristina muy probablemente debido a las gruesas paredes de hormigón de un metro que lo rodean. Explorar la gama de 150mm de cuatro armas de fuego y un cañón de 120mm antes de admirar el espectacular panorama sobre la bahía del Sena.

Playa de la Espada

El Gran Bunker Museo de Normandía

La más oriental de las playas del Día D, este tramo de arena se encuentra al oeste del estuario de río Orne y fue principalmente un asalto británico.

En este área podemos encontrar el Museo del Muro de l’Atlantique, el Museo Le Bunker, que se construye en el interior de la antigua sede alemana conocido como el Gran Bunker. Así como una vista de 360 grados de la playa de la espada en la que se puede ahondar en las habitaciones interiores y ver lo que era la vida de los soldados alemanes manejando la defensa.

Juno Beach

Juno Beach Normandía

Una combinación de fuerzas británicas y canadienses irrumpieron en nombre de Juno, y mientras que las baterías defensivas eran pocas, tenían que navegar a través de una combinación terrible de los obstáculos y los campos de minas para tomar la playa.

El Centro Juno Beach se sitúa a pocos minutos de la arena y se puso en marcha por los veteranos canadienses con la esperanza de proporcionar a los visitantes con una explicación clara sobre el papel de la nación que la Commonwealth jugó en el esfuerzo de guerra.

Si os apetece seguir conociendo Francia os interesará este post sobre el Día de la Bastilla.

Published by