Google homenajea a Diaghilev

Este 31 de marzo, el gigante tecnológico Google dedica uno de sus doodles a una de las figuras clave de la cultura rusa moderna.

Hoy se celebra el 145º aniversario del nacimiento de Sergei Diaghilev, originario de Sélischi y criado en las costumbres burguesas de su acomodada familia.

Sus estudios en leyes no interfirieron a la hora de cultivar su mente en el mundo de las artes, siendo la organización de exposiciones de pintura en San Petersburgo su punto de partida en una prometedora escalada a nivel social.

Una de estas muestras pictóricas le llevó a colaborar con el Petit Palais de París. A partir de 1907, Diaghilev se decanta por la rama musical, llevando a la capital francesa cinco espectáculos de música rusa.

EL éxito de los mismos le llevó a escenificar la ópera Boris Godunov con Fiódor Chaliapin como estrella principal en el majestuoso templo de la Ópera de París en 1908.

Un año después, ya en la cumbre, Diaghilev es invitado de nuevo para que incorpore el ballet en sus producciones, instante en el que funda los Ballets Rusos. Esta compañía forjó el prestigio del país en todos los rincones del mundo en lo que se refiere a artes escénicas.

Una de las parejas de bailarines más célebres fue la formada por Anna Pávlova y Vaslav Nijinsky. El catálogo más respetado fue el ideado por Nikolái Rimsky-Kórsakov, con las óperas Pskovitiana (Pskovitianka,Maid of Pskov), Noche de mayo (May Night), y Gallito de oro (Zolotói petushok) como principales joyas.

Diaghilevcolaboró desde el año 1898 con Léon Bakst como director artístico. Pero el compositar más célebre con el que trabajó el empresario ruso fue Ígor Stravinski, a quien encargó El pájaro de fuego y Petrushka,en 1911.

Los Ballets Rusos derivaron con el paso de los años en producciones excesivamente sofisticadas, que si bien eran del agrado de los sectores más intelectuales, perdieron la frescura y el impacto que les dieron la fama en los inicios.